sábado, 1 de noviembre de 2008

La vida es sueño... pero nuestra pesadilla será el cierre del teatro Albéniz


‘La vida es sueño’ y el sueño final del teatro Albéniz

Queridos amigos: si algo extraordinario no ocurre, el día 21 de diciembre de 2008 el actor Fernando Cayo, de la Compañía de Teatro Siglo de Oro de la Comunidad de Madrid, será el último en ser escuchado en el teatro Albéniz interpretando el monólogo final de Segismundo.
Si algo extraordinario no ocurre, será 'La vida es sueño' la última obra que se represente en el querido teatro Albéniz, ya listo para la demolición.
¿Ocurrirá algo extraordinario el día 17 de noviembre, a las cinco de la tarde frente al teatro?

Todos invitados a ver qué es lo que ocurre esa tarde.
Tenemos un blog: teatroalbeniz.blogspot.com
Y estamos muy activos en Facebook: se adhieren casi doscientas personas por día para apoyar la causa.
Allí también os esperamos.

Ahora os dejo con dejo con Segismundo: “
... ¿Qué os admira? ¿Qué os espanta,
si fue mi maestro un sueño,
y estoy temiendo en mis ansias
que he de despertar y hallarme
otra vez en mi cerrada
prisión? Y cuando no sea,
el soñarlo sólo basta;
pues así llegué a saber
que toda la dicha humana,
en fin, pasa como sueño.
Y quiero hoy aprovecharla
El tiempo que me durare,
pidiendo de nuestras faltas
perdón de pechos nobles
es tan propio el perdonarlas.”

Este escrito me lo ha enviado un buen amigo. Por favor, apoyemos la lucha contra la penúltima cacicada cultural de este país...

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Un momento en el Albéniz: en la mitad del recital "Clásica y moderna", cuando el público había llegado a su climax, Susana Rinaldi hizo un sentido y profundo homenaje al teatro Albéniz. Primero habló de lo que los teatros representan en la vida de los pueblos. Luego recordó su experiencia personal en defensa del teatro Odeón de Buenos Aires (casi sola, con un megáfono, dando su batalla cultural antes de la trágica demolición, ya comentada en este blog). Concluyó su intervención recordando el incumplimiento perfecto que los poderes públicos hacen las promesas de respetar el uso teatro de los edificios y predios.
Ya para terminar eligió la más bella canción para este momento que vivimos. Dijo: esta canción nos ha servido a los argentinos para darnos ánimo en tantos momentos difíciles.
Letra y música de María Elena Walsh. Se llama "Como la cigarra" y fue compuesta en 1972. Dice así:

Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aqui
resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.
Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.
Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
sola y llorando.
Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,
y volví cantando.
Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

supersalvajuan dijo...

Que tengan suerte.

Cyd Charisse dijo...

Esto del Albéniz me recuerda la movida que se montó en Murcia por el supuesto cierre del cine Rex. De pronto todos los cinéfilos, intelectuales y culturetas de la ciudad se echaron a la calle para evitar el final del único cine urbano que quedaba. Me pregunto ¿en qué quedó todo aquello? ¿cuántos de aquellos manifestantes continúan acudiendo al Rex o por el contrario, hacen la correspondiente excursión al Thader...?.
Luego, no nos quejemos...

Aila dijo...

Por lo que sé la Plataforma de ayuda al Rex desapareció, seguro que asfixiada por lo inevitable. El Ayuntamiento de la ciudad está empeñado en dejar el centro vacio y llevarnos a todos a los centros comerciales, de los alrededores, que tanto esfuerzo y tantas compromisos políticos les costó.
Mi apoyo al Albéniz.
Ánimo

Clares dijo...

Pues dice un refrán africano que cuando muere un hombre, muere una biblioteca. Y cuando muere un teatro, ¿qué muere? Yo creo que toda una constelación cultural, un poco del alma de la ciudad. Qué dolor. Lo del cine Rex fue otro intento de matar un poco del alma de la ciudad. Yo creo, si no es impertinencia decirlo, que no se puede hablar de que los culturetas y demás que nombras se tiraron a la calle y todo eso, con un poco de desprecio, ¿no?. La gente se espantó de ese robo del alma que te digo y nada más. Como dice aila, víctimas de lo inevitable. El cine Rex sigue ahí esperando los acuerdos inmobiliarios que lo maten del todo. Yo acudo con frecuencia, y no está vacio precisamente. Pero dará igual. Es el signo de los tiempos

Cyd Charisse dijo...

Hola, clares
Si digo lo de los culturetas no es por toda la gente que se movilizó, entre ellos nosotros, sino porque a río revuelto... ya se sabe. Yo sé de mucha gente que se apuntó a la foto, salió en todos los periódicos y luego no pisa el REx ni por casualidad.
Si me dices que la gente continúa acudiendo, me das una gran alegría. Yo viví muy de cerca todo el proceso de remodelación -por cierto, que quitaron todos los estucos, pero en fin, era inevitable- y por eso le tengo un cariño especial.
No hay menosprecio en mis palabras, si es así, es que no me he expresado bien.

AnuKa dijo...

¿Dónde hay que firmar?

Cyd Charisse dijo...

Anuka, entra en el blog que pone en la entradilla.

Clares dijo...

Sí que es verdad que hay gente que se apunto a cualquier movida con tal de arrimar el ascua a su sardina. Es que a veces en los blogs escribimos de urgencia y no queda muy clara nuestra actitud. Perdona, es que yo me tiro mucho a la calle y no me siento de esa gente en absoluto.
Pues la verdad, no es que el cine esté a rebosar, pero va haciendo su caja, que lo veo yo al pasar en las colas y cuando voy, que no está mal, vamos. Pero ya te digo que no sé cuánto durará. Yo creo que están en negociaciones o algo. Ya veremos.

Aila dijo...

Esta tarde he salido a pasear por la ciudad. A mi marido parece habérsele pasado el "jet-lang " del turno de noche y nos hemos decidido a acercarnos al mercado de "Tosantos". Después de comprobar, una vez más, que el centro de Murcia parece el decorado de una película abandonado después de rodarla, nos hemos acercado al Rex para ver si había movimiento de gente.
Había, no mucha, pero había. Es un consuelo pobre, pero lo es....Creo que voy a hablar de esto en mi blog.
Mañana escribiré entrada nueva.

Cyd Charisse dijo...

Bueno, que en tiempos de crisis haya gente que vaya al cine un domingo por la tarde, es buena señal. Pero caerá, seguro que caerá... el único consuelo es que la cuestión del ladrillo ahora está muy chunga. Eso nos está salvando de muchos disparates.

Clares dijo...

Oye, que intento entrar a tu post "Alimentando el mundo", y me dicen que tal entrada no existe. Lo intentaré de nuevo luego. Un abrazo.

Cyd Charisse dijo...

Es que no existe...

Anónimo dijo...

Ayer me di un paseo por el centro de Madrid y me acerqué hasta el ÇAlbéniz. ¡Dios, qúe pena me dio! ¿Cómo se permite semejante atropelía...?. Una barbaridad más de las que idea Esperancita...
Ya se sabe cuál es su lema: 'Espe jode lo que somos...'

Anónimo dijo...

Los Reyes Magos han regalado varias paredes de ladrillo para tapar las puertas del Albéniz: espero que hayan dejado salir a Cristina


Lo último fue el beso de Fernando Cayo al escenario del Albéniz. Ya no era Segismundo, Y el público ovacionó, largamente, de pie. No era un aplauso prestado.
Todo un símbolo.
Noche triste, la de ayer.
Insensibles y sensibles, almados y desalmados, damas y caballeros, funcionarios altos y bajos, políticos de palabra y políticos sin ella, periodistas apurados y periodistas calmos....amigos del Albéniz, amigos del teatro....
El inconsciente impedió llegar puntual a algun protagonista que no quería que llegara la última noche.
Pero llégó.
Noche triste. Especialmente para los actores.
Porque los que somos público no vivimos en carne propia la magia y la fuerza de lo que supone comunicar desde las tablas.
Todo transcurrió en paz y cordialidad.
La directora temía algún incidente y se aseguró bien de que nada pasara con policías amables. Se esmeró.
Me quedará grabada la imagen de Toni hablando largamente a una radio mencionando muchas cosas, entre ellas a la Plataforma y su buen hacer.
No lo vi a Jorge Bosso.
Pilar Valero ya es mi amiga y sus amigos también.
Eva es el alma de este movimiento y a través de ella me puedo imaginar a Teresa. El próximo 27 se cumplen 5 años desde su partida. Si estuviera, esto no pasaría. De eso estoy seguro.
Isabel, la arquitecta, estuvo desde las seis de la tarde.
Antonio Garrigues tampco faltó a la cita. Es un hombre que ama el teatro.
David y Berta lo registraron todo: ya veremos su acto de creación en el blog del Albéniz.
Y más y más gente se implicó y otra tanta se ausentó.
Pero seguiremos.
No tengáis duda.
Cuesta mucho construir el alma de un teatro. Pero lo bueno es que cuando se logra resulta indestructible.
Sus trabajadores se van, pero para ellos nunca será lo mismo.

Beltrán Gambier