domingo, 12 de abril de 2009

Pasión por las procesiones, comprar en el outlet, tomar el sol, pasear y contemplar el desfile de los Berberiscos

Ya pasó la Semana Santa que, vive Dios, ha estado repleta de todo tipo de actividades lúdico-festivo-religiosas, a las que ha habido que acudir para dar cumplida cuenta informativa.
En Los Alcázares, las Incursiones Berberiscas nos permiten viajar por el túnel del tiempo a aquellas épocas en las que los berberiscos saqueaban las poblaciones del Mar Menor y sembraban el terror entre campesinos, pescadores y población en general.
Ahora la barbarie ha dado paso a la diversión, con un variado y estimulante mercado medieval que se instala en todo el casco antiguo. Entre la marea de gente, una estatua azul con un pulpo toca el clarinete cuando se deja una moneda en el platillo. Una maravilla.

Las odaliscas abren el gran desfile en la noche del sábado. El oso que aplaude y hace un corte de mangas, también desfiló, pero la foto salió fatal, cualquiera se arrimaba... por si las moscas.

Las componentes de la kábila Buhaira (Mar Pequeño o Menor, sería la traducción) lucieron así de esplendorosas. Ni se notaba que llevaban tres días de comer, beber y bailar hasta el amanecer. Jajaja.

La jofaina exhibía jabón 'de zorro', que lo cura todo. Si es que no hay nada como la naturaleza...

Los artesanos elaboraban cara al público los productos que luego se vendían en los puestos del mercado. Fascinante.

El bufón se divirtió de lo lindo provocando a los transeúntes.

Desde Turquía trajeron las exquisitas carnes con las que se elaboran las brochetas, anteriormente conocidas como 'pinchos morunos'. De chuparse los dedos.

En un rincón de la jaima, se charla saboreando un maravilloso té a la hierbabuena. Los dulces, de primera, sabrosísimos y cargados de calorías, pero un día es un día.

Ante esta parrilla, el apetito se dispara. Tan sólo con el aroma, te alimentabas.

Y de lo pagano a lo religioso. Los portapasos de San Juan alzan a pulso el trono en la procesión del Resucitado de San Pedro del Pinatar. Los años pasan, pero las costumbres permanecen.

Las mujeres también son unas magníficas portapasos. El Cristo no sufrió el más mínimo percance en su recorrido.

El pueblo gitano celebró su día enarbolando su bandera, a cargo del miembro más veterano del Consejo de Ancianos y eso que sólo tiene 54 años. El himno, cantado en romaní, puso los vellos de punta a más de uno.

El outlet de Santiago de la Ribera fue un éxito apoteósico. En los cuatro días de las vacaciones, no cesó el personal de comprar artículos rebajadísimos de buenas marcas. Lástima tener la cartera tan vacía...


Y entre chubasco y ráfaga de viento, hubo tiempo para tomar el sol, jugar a las palas e incluso bañarse. ¡Qué falta hace que llegue por fin el calor..!.


La lluvia pilló por sorpresa al personal en la tarde de Viernes Santo. Paraguas, chubasqueros y carreras por el paseo. Una imagen para cerrar este breve recorrido por la Semana Santa marmenorense. Que empiece bien la semana, sobre todo para los que no tenemos Fiestas de Primavera.

8 comentarios:

Aila dijo...

Bueno, querida Cyd, parece que te has divertido de lo lindo esta Settimana Santa
Yo te hacía por los madriles disfrutando de tu particular Semana De Pasíón.
Yo he estado en Lorca, disfrutando de las "peculiares" procesiones de allí aunque, por lo que veo, las del Mar Menor no se les va a la zaga.

cabopá dijo...

Holaaaaa: ThelmayLouisedeMursiyá,qué un placer por tu visita.Tengo el corazón dividido entre el Mar Menor y el Mar Mayor. El sábado estuve comiendo en Santiago de la Ribera y visité el outlet. Me encantan los mercadillos, los nuestros,los de los tenderetes; estos en inglés no demasiado,pero fui...¡ah es el Balneario de San Antonio ! No el Club La Concha o Club Te seguiré. Besicos.

Anónimo dijo...

Unos fuman, otros beben, y tú te quejas. Menudo puente de pasión te has pasado, disfrutando de esta oferta "sin par", del Mar Menor. Sinceremante, no se qué hacían el resto de españoles, en otros lugares que no fueran nuestro marme "no thipical". Ya se que has trabajado, ya lo sé, pero es que algo hay que hacer, cuando no se está de vacaciones, o en Madrid "porque yo ya no puedo más". Por cierto el Prado, ha batido récords de visitantes esta Semana Santa. Quiero las fotos ya.

Cyd Charisse dijo...

Hola, cabopa, bienvenida. Cierto, lo de los mercadillos es más nuestro, por cierto, que el domingo también pusieron el artesanal, ya que coincidió con que era el segundo domingo del mes, pero el outlet aunque se llamara así, no era ni más ni menos que el conjunto de comercios de la ribera y san javier, que andaban los pobres desesperados por la escasez de ventas y al menos, han podido sacar el stock acumulado.
Yo también tengo el corazón dividido entre el Mar Menor y el Mayor. Aunque vivo en La Ribera, hago muchas visitas al parque de las salinas, a la torre de la horadada y otras zonas. Mi playa favorita es la de al Torre Derribada.
En cuanto a lo del balneario San Antonio, tienes razón, como no veo muy bien y la foto es pequeña, lo he confundido. Por cierto, que sufrió un tremendo incendio, espero que lo hayan reparado.
Y bueno, aquí tienes tu casa.

Cyd Charisse dijo...

Anónimo, buenos días. Sí, tienes razón, no es lo mismo trabajar en la oferta lúdica que en una redacción recabando sucesos, faltaría más, jajaja.
A Madrid toca ir este finde "porque ya no puedo más", cierto.
Las fotos, allá van.
Y esta semana no quiero más trabajo que el de Imagina ¿aaaaoio? (como todo el mundo sabe, en Murcia somos capaces de decir una frase completa sin una sola consonante.. ¿has oído?.

isabel dijo...

Tienes razón con lo del outlet, da igual como se llame, lo cierto es que al pequeño comercio de San Javier y La Ribera le ha venido de puta madre. Despues de un invierno agónico han podido respirar y vender casi todo lo que tenían en los almacenes recuperando dinero que, les va a permitir poder aguantar otro tirón.
Ha sido una idea de la asociación de comerciantes muy acertada y muy celebrada por todos. Ahora a ver si se repite al menos cada temporada.
En cuanto al resto de fiestas, no he podido asistir a ninguna porque me he pasado la Semana Santa echándole una mano a mi hermana en esto de las ventas. ¡En fin! otra vez será

Cyd Charisse dijo...

Bueno, Isabel, en las otras fiestas yo iba de curro, así que lo mismo da...
Me alegro un montón de que el pequeño comercio haya respirado porque es cierto que el invierno ha sido agónico. Bonita idea tuvo el ex de poner tanto supermercado y centro comercial en apenas dos kilómetros a la redonda. En fin, su castigo tuvo.

Rosa Cáceres dijo...

Qué entrada tan cautivadora, es amenísima. Enhorabuena.