martes, 28 de abril de 2009

Osibisa cerró Músicas del Alma e hizo que bailaran hasta los elementos más exóticos


Fue una noche apoteósica, plena. Allí estaban, con 35 y muchos años más, dos de los componentes de Osibisa, aquel grupo que cuando sólo era una adolescente nos hizo bailar en la prohibida discoteca del pueblo. Yo tenía su póster en la habitación y recuerdo que los escuchaba en la radio que me habían regalado al cumplir los 15 años, mientras terminaba mis últimos años de bachillerato.
Ver a su líder y fundador llegar apoyado en su ayudante al escenario y luego, contemplar como renacía frente al micrófono, fue una experiencia de los más reconstituyente.
Claro, que nada como ver bailar a ciertas personalidades mezcladas con los jóvenes, hijos de aquellos que como yo, castigamos el esqueleto a los sones africanos, luego tan copiados por otros grandes artistas. En mi retina ha quedado la imagen, imborrable.
Gracias una vez más por Músicas del Alma. Un hermoso oasis en el largo invierno.

4 comentarios:

Clares dijo...

Qué desastre, no los conocía. Ahora mismo me voy a buscar algo en Youtube, porque a veces me pasa que creo que no conozco a un grupo o cantante y luego resulta que he estado oyéndolo toda mi vida; debe de ser una falta de atención mía, algo así como un defecto de fabricación.

Cyd Charisse dijo...

SEguro que te suenan.. lo que pasa es que ellos tuvieron su momento de gloria en los primeros 70. Hace de eso un cuarto de hora...

cabopá dijo...

Los 70...uy sí eso fue ayer.Cyd estoy muy contenta de tenerte como amiga. Me he dado cuenta que hay algo mágico en este mundo de los blog la gente viene y va de una forma muy especial,después resulta que tenemos cosas en común, te digo, yo que, aqui hay "magiapotagia"...besicos.

Cyd Charisse dijo...

Yo también estoy de acuerdo, cabopá y sí, hay algo mágico, la blogosfera es un buen invento.