miércoles, 22 de abril de 2009

Que treinta años no es nada o el día en el que pudimos elegir a los alcaldes democráticos...

El 18 de abril de 1979 se constituyeron los primeros ayuntamientos democráticos, elegidos por el pueblo, que enterraron para siempre -o al menos eso se pensó en su momento- el desgraciado régimen franquista. Una exposición organizada por la Fundación Pablo Iglesias en el centro cultural Conde-Duque recuerda cómo fue aquella campaña electoral en Madrid, los carteles de cada uno de los partidos, con un Ramón Tamames rojísimo, luego muy escorado hacia la derecha; don Enrique Tierno rodeado de entusiasmado público o Paca Sauquillo como cabeza de cartel de la ORT.
Objetos promocionales como llaveros y encendedores se exhiben en unas vitrinas y en otras, las papeletas electorales nos recuerdan los nombres de los candidatos de los diversos partidos entre los que destacan Joaquín Leguina, José Barrionuevo y Eduardo Ferrera (que luego sería delegado del Gobierno en Murcia), entre otros, por el PSOE, además de muchos que no serán conocidos fuera de Madrid, pero que cambiaron esta ciudad de cabo a rabo. En el PCE que lideraba Tamames, Cristina Almeida ocupaba el tercer lugar en la lista.
Y en UCD, José Luis Alvarez, el último alcalde predemocrático, encabezaba la lista, seguido de Álvarez del Manzano -que luego fue alcalde por el PP-, Miguel Herrero de Miñón y ¡oh, la,la!, nada más y nada menos que Florentino Pérez, sí, el del Real Madrid...
El pasado 17 de abril se llevó a cabo en la Casa de la Villa de Madrid, hasta hace poco sede del Ayuntamiento, el descubrimiento de una placa que recordaba a aquella primera corporación municipal, que gobernó del 79 al 81, siendo alcalde don Enrique Tierno Galván.

El actual alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, descubrió la placa junto a José Luis Álvarez, José María Álvarez del Manzano y el hijo de don Enrique. Faltó Juan Barranco. El acto resultó caótico y poco organizado, con un discurso improvisado "que no estaba previsto". Los homenajeados apenas pudieron ver el descubrimiento de la placa porque mucho tiralevitas se puso en primera fila. Increíble, pero cierto.


Barrionuevo, Leguina y Álvarez del Manzano saludan a Cristina Almeida. Don José María se hizo notar contando una anécdota sobre 'rojos'. Corramos un estúpido velo sobre la cuestión.

Crsitina anda mal de las rodillas y pidió una silla para sentarse durante el cóctel. No se mordió la lengua y confesó que el acto le había parecido algo 'cutre'. Al menos, se ha reconocido que en su día en Madrid y en muchas capitales importantes de España, hubo un gobierno de izquierdas. Por si alguien no lo sabe o no lo recuerda...

Los viejos compañeros compartieron recuerdos, anécdotas y mucha emoción. El patio de Cristales de la Casa de la Villa fue el punto de encuentro. Uno de los antiguos ediles del PSOE recordaba que allí se encontró un busto con gorro frigio de espaldas. Al darle la vuelta, descubrieron que era una alegoría de la Segunda República.
Peor fue encontrar una placa donde se recordaba a Franco "que defendió a Madrid de las hordas marxistas". Desapareció en la noche de los tiempos. Los muchos bustos de Franco en bronce que había en los despachos también se fundieron, como su régimen...

Preciosa la capilla, que se destinó a la oposición, es decir, la UCD.

Doña Ana Botella apareció con su bolso Chanel. Creo que su precio ronda los 1.000 euros.
El salario mínimo interprofesional es de 640 euros.
La señora Botella es concejal de Asuntos Sociales en el Ayuntamiento de Madrid.
Entre los ediles de UCD de la primera legislatura estaba Florentino Pérez. El ABC lo destacó mucho.

Los maceros de la Casa de la Villa se pusieron sus uniformes para la ocasión. El Ayuntamiento ahora tiene su sede en el palacio de Telecomunicaciones, con lo que ha perdido gran parte de su encanto. Sólo los plenos se celebran allí y por poco tiempo. Seguramente será un museo, se lo merece.

15 comentarios:

Clares dijo...

Estupenda crónica. Da melancolía y un poco de rabia, porque las cosas no han sido, me parece, como esperábamos. La cutrería del acto lo demuestra. Y muy significativo el detalle del bolso de la Botella. Dos botellas han estado alguna vez ejerciendo poder en Madrid, el uno, ya sabemos, y ésta, pues también. Qué gente.

Cyd Charisse dijo...

Es verdad, Clares, y como le dije yo a Cristina: "el problema es que no eran de los nuestros". En otro caso, hubiéramos hecho aquí el festival del siglo, hasta con 3.000 gaitas, si fuera necesario...

Aila dijo...

Muchos hemos cambiado los españoles desde entonces y mucho han cambiado los políticos y sus ideologías.

supersalvajuan dijo...

A algunos mejor no haberlos elegido.

Anónimo dijo...

En efecto, Clares, la crónica es espléndida, llena de sensibilidad y con esas gotas de nostalgia por un tiempo de ilusiones y de compromiso ético, que era lo que animaba a aquellos primeros ediles de la democracia, que cual paracaidistas saltando sobre territorio enemigo, se arrojaron a las pantanosas regiones de unos Ayuntamientos, que, en el mejor de los casos, eran ELEFANTES DORMIDOS, como definió Tierno Galván al de Madrid a las pocas semanas de tomar posesión.

cabopá dijo...

Como me ha gustado esta crónica. Te diré que yo viví allí hasta hace unos años(77-91)Así que conozco perfectamente todo lo que cuentas.¡¡Qué años de cambios y modernidad!! Menos mal que acabó lo que tenía que acabar.Vivía en La Ciudad de los Poetas un barrio cercano a la Dehesa de la Villa (Distrito de Moncloa)La urbanización la hizo una empresa llamada Saconia pero el barrio era más conocido por "rojonia".Mis hijos crecieron allí. Al Viejo Profesor lo tuvimos unos meses antes de su muerte inugurando un busto de Antonio Machado, el único que hay en todo Madrid.Estaría mucho tiempo hablando de Madrid.Fui, fuimos muy felices.Besicos.

Cyd Charisse dijo...

Aila, cierto, ¡como hemos cambiado!, que dirían Presuntos Implicados. nosotros y los políticos. Te recuerdo que tú y yo andábamos por entonces viviendo nuestros últimos años universitarios, tan añorados durante tanto, tanto tiempo.

Cyd Charisse dijo...

Supersalva, algunos no deberían haber sido elegidos. Errores hay en todas las casas.

Cyd Charisse dijo...

Anónimo, algunos elefantes siguen medio dormidos, pero vivos. Por ejemplo, Fraga...

Cyd Charisse dijo...

Cabopá, me ha encantado tu comentario, se lo haré llegar a quien estuvo muy cerca de don Enrique, seguro que se acuerda de lo del busto.
Besicos mil.

Anónimo dijo...

Viendo la foto del alcalde actual y sus predecesores casi lloro... de rabia. ¡Dios mío, Dios mío! ¿qué he hecho yo para merecer esto?.
Un rojo que vive en un mar azul.

A CIEGAS EN LA RED dijo...

Cyd te has superado. ¿Cuántos chupatintas, por no decir lo que verdaderamente pienso, ocupan puestos que tú mereces? Gracias por el reportaje.

Aila dijo...

Si Cyd, si. Años añorados que algunos, con sus actitudes de los últimos tiempos, han estropeado

Cyd Charisse dijo...

Querido amigo a ciegas... qué nombre tan raro para dirigirme a ti. Tengo una sorpresita para ti, te la envío por correo. Gracias por tus elogios.

Cyd Charisse dijo...

Que razón tienes, Aila, ¡cómo lo han estropeado algunos!. Una lástima echar por la borda tantos años, sí.