martes, 10 de febrero de 2009

Ya está aquí otra vez el dichoso Día de los Enamorados, San Valentín, la tuna y El Corte Inglés



Es la alegría del mes de febrero, antes o después del carnaval, ya se sabe que eso depende de que haya luna llena en Semana Santa. El caso es que año tras año tenemos ahí a San Valentín, perenne como perro en el cortijo y si el ex-Ente Público no lo remedia, en Cine de Barrio nos caerá la peliculita de marras. Mira que se han hecho bodrios en el cine español, pero con ésta, la verdad es que rompieron el molde.
Es inútil que año tras año se explique que San Valentín no tuvo nada que ver con los enamorados, que por lo visto era un centurión romano al que ejecutaron en plena celebración pagana de Las Lupercales, algo así como el botellón en versión Imperio Romano. El día de Valentín, como lo llaman en Estados Unidos es en realidad un gran invento comercial que Pepín Fernández, fundador de Galerías Preciados, conoció en Cuba en donde emigró de joven. Años después, para promocionar tal celebración, se ideó esta película en la que las protagonistas, qué casualidad, eran dependientas de los desaparecidos almacenes...
Hasta ahí bien, pero... como glorioso final, no se les ocurrió otra cosa que meter a la tuna. Horror, pánico, terror... la mismísima tuna con sus capas, sus panderetas (¿hay algo más ridículo en este mundo que el pandereta tirado por el suelo arreándose panderetazos en todo el cuerpo...?), sus bandurrias y sus chorradas. La tuna, sí señor, cantó la famosa canción del día de los enamorados, que popularizara Monna Bell. Ay, esa aparición de la tuna, con las parejitas queriéndose mucho, mucho, con esos trajes de chaqueta que llevaban la muchachas, esos moños y esos cardados y San Valentín subiendo en el ascensor camino del cielo...
No sé si mi cuerpo podrá resistirlo un año más... San Valentín, yo no te olvidooooo, porque en tu fiestaaaa su cariñooo he conocidooooo..
¡¡¡HAY TANTAS COSAS QUE CAMBIAR CON LA REVOLUCIÓN PENDIENTE!!!

17 comentarios:

Aila dijo...

jAJAJAJAJ, A esa película es que le falta una segunda parte que nunca hicieron. En ella se vé "al muchacho " de vinos en el bar con sus amigos, mientras su mujercita hace la cena, o yendo al futbol mientras su mujercita se queda en casa, o diciéndole...." las mujeres no sabeis de esras cosas " etc. etc.

isabel dijo...

Yo la verdad es que me he negado a verla siempre. Aun así, reconociendo lo de la chorrada, el invento, la oportunidad comercial de los grandes almacenes, que realmente el pobre Valentin no tiene nada que ver y demás cosa añadidas, cualquier excusa me parece buena para que alguien te diga algo bonito o te regale una rosa.
Recuerdo un año que estaba en Méjico y mis amigos de allí hicieron una celebración maravillosa, ellos lo celebraban no como parejas, sino felicitando a todos a los que querían, era como un día diferente, como el día que se homenajeaba a personas cercanas.
Al final es como el día de los mayores, el de la infancia, el del sida, el del cáncer de mama etc etc etc , quizá somos tan estúpidos que necesitamos días especiales como recordatorios de cualquier cosa o sentimiento ya sea positivo o negativo. En fin que le vamos a hacer..............disfrutaremos mientras tengamos capacidad.

Girl From Mars dijo...

tropecé con este blog por casualidad!
casualidades de febrero y quizás no de marzo, quien sabe! así que ya tenemos un día más por celebrAar! cosa que otros hacen con San Valentín, bueno, con otros me refiero a las grandes tiendas porque son las personas más enamoradas del mundo. Enamoradas del dinero que ganan a costa de este día!

Un saludo desde Marte!

Anónimo dijo...

El dia de S Valentin es el dia del cotilleo, es el dia de la prensa que nos ensena como lo celebran los famosos y sobretodo el el dia de los grandes almacenes. Puede ser que somos asi tontos para decir a nuestra/o enamorada/o Amor , Te Quiero !!! ?
Un Beso
Giuseppe

supersalvajuan dijo...

Que se pongan a trabajar, que no tienen 15 años.

Cyd Charisse dijo...

Cierto, Isabel, siempre es buena una celebración, sea o no comercial.
Girl from Mars, bienvenida a ésta tu casa, no sé si en Marte hay grandes almacenes o si tienen allí la visa que me acaban de retirar, por cierto. No sé cómo será el San Valentín marciano, pero tengo mucha curiosidad.

Cyd Charisse dijo...

Giuseppe, nadie es tonto por decir te quiero. Yo lo que critico es la manipulación comercial que se hace de esta fiesta y sobre todo, de la dichosa tuna. Algún día haré una entrada sobre la tuna de las narices y las terribles experiencias que suponían intentar hacerle una entrevista a esa panda de machistas, porque eso es lo que son, unos machistas redomados.
Y a super ¿te refieres a que trabaje la tuna...?, si es así, me apunto.

Clares dijo...

Creo que, en efecto, super se refiere a que trabajen los tunos, que son, como su propio nombre indica, unos tunos o tunantes, que tanto da. A mí también me dan un poco de grima, pero qué le vamos a hacer. Y de ver esa película que vi en el cine de mi barrio de cría, nada de nada. De celebrar la tontuna de San Valentín, tampoco hablamos. Que nada, sin pena ni gloria, que tengo yo otras muchas cosas interesantes que hacer.

Cyd Charisse dijo...

Eso, y los tunos a currar. Todavía recuerdo un certamen de tunas en unas fiestas de primavera donde se presentaron unos cinguanguos llamados 'La Cuarentuna', supuestos ex-tunos que andaban ya cerca de la sesentuna haciendo chorradas con el público. De vergüenza, casi tanto como los panderetas tirados por el suelo.

Aila dijo...

Según la leyenda " romántica" de S. Valentín este era un obispo cristiano. Un día aparecieó una pareja para casarse. Él era un soldado romano, y pagano,y ella era una cristiana.
Este tipo de matrimonios " mixtos " estaban prohibidos por la ley pero S. Valentín decidió casarlos.
Se corrió la voz de lo que había pasado y muchas parejas corrienron a que el Obispo les casara.
Para atajar esto el emperador Clauidio II decidió " cortar por lo sano " ejecutando a S. Valentín el 14 de febrero de 269
¿ A que es bonita la historia ?

Cyd Charisse dijo...

Bonita, pero más falsa que Judas, Aila. Lo siento...

Clares dijo...

Yo estoy contigo, en que es más falsa que una escopeta de caña. En fin, de algo hay que vivir, dicen los del corte inglés.

Cyd Charisse dijo...

La iglesia católica, como siempre, se apropió de una fiesta pagana para santificarse. San Valentín, si es que existió, fue ejecutado cuando en Roma los jóvenes celebraban una fiesta llamadas
Las Lupercalia en las que se propiciaba la exaltación de la fertilidad. Se celebran desde tiempos inmemoriales, no sabemos cuál es su origen ni el dios al que se dedicaban. El día quince de Febrero dos grupos de jóvenes, los Luperci, subían a una pequeña gruta del monte Palatino llamada Lupercal donde sacrificaban un perro y cabras. Los dos jefes de los luperci se manchaban la frente con la sangre de las víctimas, que después se limpiaban con un paño de lana mojado en leche. Luego corrían por un sendero de piedras que estaba allí desde tiempos remotos. La carrera la realizaban desnudos tapados únicamente con la piel de la cabra sacrificada y azotaban con tiras d piel a todos aquellos que se cruzaban en su camino, especialmente a las mujeres. El clima era de desenfreno y frenesí. Algunos personajes importantes posteriores se avergonzaban de conocer a personas participantes en este tipo de fiestas, que eran a su entender inmorales, Este es el caso de Cicerón.
Es la explicación más graciosa que he encontrado.

Caracoles Juan dijo...

CYD CHARISSE, todo puro comercio y sin más, perece qe los enamorados lo solucionan todo con un regalo, cuando no hay mator regalo que el amor diario.
JUAN
P. D el tiempo pasa y sigo esperando.

Cyd Charisse dijo...

Juan, que tenemos que hablar, ya lo sé, comunícate conmigo.

Aila dijo...

Yo no sé que parte de " leyenda " y " romántica " no habeis entendidido.
Una leyenda es por definición algo no demostrado por lo tanto el comentario de que es falsa la, vuelvo a repetir, leyenda sobra.

Cyd Charisse dijo...

Pues tienes razón, Aila, puestos a especular, mejor creer en una leyenda que en la cruda realidad...