domingo, 9 de enero de 2011

Los zampullines cuellinegros vuelven a mis adoradas Salinas

La festividad de los Reyes Magos hace mucho tiempo que dejó de importarme en el plano personal. Sus Majestades nunca se acuerdan de dejarme un presente en mis gastados zapatos -aunque me jorobe el asunto, Papa Noël ha tomado el relevo por cuestiones puramente prácticas- y los niños de mi familia con los que disfrutaba a tope cuando abrían sus regalos, andan más preocupados por sus pandillas y sus novios que por la vieja tía gruñona. En definitiva, que además del reportaje fotográfico que les hago en la Cabalgata, los Reyes sólo me interesan por el roscón, del que soy rendida admiradora y que no me dura ni un día en la cocina.
Por eso desde hace unos años, los Reyes los celebro dando un paseo por las Salinas, tanto en el parque como en la playa de la Mota porque en esta época andan por sus charcas los zampullines cuellinegros que tienen una gracia natural para posar ante los fotógrafos. Éstas fotos son de este año y como suele ser habitual el día 6 de enero, el buen tiempo acompañó que daba gloria.



El molino de Quintín está pidiendo a gritos una buena restauración. Si se arregló el entorno ¿por qué no el edificio?.


Vista al fondo de las Salinas, con su color natural.


Y aquí, desteñidas, con destello y todo. Es como cuando le pasan el Potochó a la Preysler...


Y el flamenco... la imagen 'corporativa' del parque de las Salinas. Ay, qué buen zoom tiene mi cámara, jeje.
Feliz domingo.

9 comentarios:

Esaú dijo...

Hola: bonita entrada, la verdad es que a mi me pasa igual con los regalos, aun que los Reyes son los Reyes. Siempre nos quedarán esos paseos

Cyd Charisse dijo...

Exacto, siempre nos quedarán, pero cuando los niños crecen, la ilusión decrece...

cabopá dijo...

Bonicas fotos amiga marmenorense
Besicos.

Cyd Charisse dijo...

Gracias, cabopá, espero que estén a la altura de las tuyas. Besos.

La anteriormente conocida como Ayla dijo...

Mira, querida Cyd, a mi me estaba pasando esto, es decir, los Reyes habían dejado de ser Mágicos para pasar a un plano más mediocre.
Pero hete aquí que como el azar, y mis naturales gracias, me propocionaron un marido, que en mil vidas de aciagos trabajos no iba a poder pagar, este año la mediocridad se hizo carne y se fue de visita a casa de su prima Remedios de la que hace años no sabía nada.
Motivo por el cual la Magia volvió a casa y este año La mágica noche se lleno de pisadas, ruidos inesperados y sorpresas en la terraza de casa.
Todo gracias a él.

La anteriormente conocida como Ayla dijo...

Por cierto.unas fotos preciosas.
Buscamos paraisos muy lejos de nosotros cuando el paraiso está tan cerca.....

Cyd Charisse dijo...

No he entendido bien lo de la prima Remedios, ya me lo contarás... jajaja.

La anteriormente conocida como Ayla dijo...

Joder tía, pues está clarísimo.
La Mediocridad se fue de visita a casa de su prima Remedios y nos dejó el pisito libre de su molesta presencia.
Cristalino jajajaja
Por eso este año el Dia de Reyes fue mas divertido.

Cyd Charisse dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah, ya, jajaja, es que cada día estás más sutil con los parientes, jejejejejeje.