lunes, 21 de septiembre de 2009

La deliciosa fauna que puebla el parque de las Salinas...


Esta entrada no tiene más fuste que la de publicar algunas de las miles de fotos que he hecho en el Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar en los últimos tiempos.
Es mi fórmula anti-estrés, la caza y captura de los flamencos, cigüeñuelas y otras aves de buen vivir que habitan en este idílico rincón mediterráneo. Ellas sí son felices, qué caramba....










Estos bichitos son unas avispas y las he incluido porque también son criaturicas del Señor ¿a que sí...?, aunque cuanto más lejos, mejor...



6 comentarios:

AnuKa dijo...

Mira que habré visto veces estas fotos, pero ¡me encanta!, la de las avispas no tanto, no por la foto, sino por los bichos.

Besos

Cyd Charisse dijo...

Gracias, Anuka, las avispas son unas bordes, cierto, pero con no acercarse a ellas... jajaja.

supersalvajuan dijo...

Dales tiempo que al final lo edificarán todo.

Cyd Charisse dijo...

Afortunadamente eso no va a ocurrir, super. Lo intentaron en los años 80, pero al final comprendieron que les traía más cuenta conservarlo como espacio natural o parque regional. Atrae más turistas.

cabopá dijo...

Como se nota querida Cyd, lo cerca que estás y lo buena fotografa que eres...ese paraje me gusta tanto que cada vez que estoy cerca, voy por ahí...una vez lo recorrí entero con un grupo pero entonces no llevaba la cámara...Ojalá siempre se conserve a pesar de lo cerca que está el ladrillo y los coches...yo pondría visitas limitadas y cobraría un peaje(que no se escandalice nadie, por favor) solo de forman disuasoria, así entrarían verdaderamente quien fuera a vistalo de forma placentera...estoy segura que las motos, los barcos, los coches y demás "faunas" alarman a las aves que viven tranquilamente...Enfín ya me enrollao.....Besicos.

Cyd Charisse dijo...

Tienes toda la razón, cabopá, es un parque tan asequible que entra todo tipo de coches, camiones para el suministro de los restaurantes y motos, pero resiste, aunque los flamencos no pueden anidar porque no tienen suficiente tranquilidad.
Ahora le van a hacer una especie de 'cinturón' medioambiental para protegerlo más. Esperemos que todo salga bien.