viernes, 13 de marzo de 2009

Ahmad Jamal, el messenger que no funciona y otras hierbas del jardín



Esta noche actúa este genio en el ciclo Músicas del Alma de San Javier. Desgraciadamente, no podré verlo, así que os dejo este pequeño regalo de este grandísimo artista octogenario que seguro que llenará la carpa hasta la bandera.
Por otra parte, tengo el messenger bloqueado, todo por instalar no se qué antivirus, ya que debo haberle dado a aceptar a algo que no entiendo y hay alguien que quiere meterse en mi ordenador y me tiene frita desde anoche. O sea, que esto de la infórmática sigue siendo un rollo patatero, casi tanto como la telefónica de Españaaaaaaaaaaaa.
Sí, los de Movistar me llaman para asegurarme que tengo un móvil totalmente gratuito, pero la voz suena desde algún recóndito lugar de la Patagonia y no sé si fiarme, por si las moscas hispánicas.
Y por último, antes de salir de viaje, he hecho una batida sobre las malas hierbas del jardín y aceras aledañas. Así se envenenara más de uno con sus efluvios y no me refiero a los seres humanos, sino a los animalitos de cuatro patitas a los que sus puñeteros dueños ponen a hacer pipí en mi tapia. Que se envenenen todos, los chuchos y sus respectivos amos.
En fin, es viernes 13, quizás por eso tengo este rebote. Feliz fin de semana a todos y a disfrutar de Jamal, que para dos puñeteros días que vamos a vivir...
Besos mil.

7 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Jamal. Solo conozco de ver por las noches a Mashburn y Crawford. Una de las superioridades de la raza negra: poder llamarse Jamal.

Alexia dijo...

Espero que toque Poinciana esta noche. Es una pena que no estés. Por cierto, esta mañana he estado con el mismísimo Ahmad Jamal, lo cual impone, pensar que estás delante de quien ha sido maestro e inspiración de Miles Davis y Coltrane. Un viejito muy simpático, que reía a carcajadas. En fin, es de las cosas buenas que tiene este trabajo, que hablas con gente interesante y, a veces, imponente. Ya sabes, porque lo demás de este puto oficio te quema hasta las pestañas. Besos

Clares dijo...

Jamal significa hermoso en árabe. Yamila es el femenino, la guapa. No, hombre, supersalva, que Jamal se puede llamar quien quiera si sus padres se atreven. La superioridad es tocar como ese hombre.

Oye, Cyd, que los perricos no se mueran envenenados, que ellos no tienen la culpa. Si acaso, algún cachete para los dueños.

Aila dijo...

Bueno Cyd, yo no te voy a hablar del Jamal este que tú ya sabes lo que pienso del jazz, blues..u lo que sea.
Para mi el único jazz que me gusta es el de Fito cuando se marca esos solos a mitad de un tema jajaja
En cuanto a movistar...fíate.
De todos los móviles que he tenido solo pagué el primero, los restantes me los han ido regalando por los puntos...

Cyd Charisse dijo...

Hola, buenas noches, acabo de volver y sigo con el messenger jorobado en el windows, tendré que usar el del mac de vez en cuando. Estoy de Bill Gates hasta la peineta.
Me dio mucha pena no ver a Jamal, creo que fue grandioso y seguramente, la única oportunidad en la vida de verlo, uf. Una pena.
Abriré nueva entrada para contar el viaje, lo de Rodin y todo eso.

Cyd Charisse dijo...

Jajaja, Clares, lo de los perros es por sus amos, es verdad, yo también tengo un perro por derecho de consorcio y le doy muy buenos paseos, procurando eso sí, que se quede en el campo. Son los dueños los que me tocan las narices, con perdón, tienen un inmenso solar delante y pese a ello, consienten que los perros se hagan pipí en mi tapia, es lo que me fastidia.

Cyd Charisse dijo...

Aila, una cosa es que te regalen un móvil por puntos y otra que te lo regalen por la cara, ahí está el mosqueo. Me han dicho que no me fíe, es por eso.