miércoles, 24 de junio de 2009

Noche de San Juan en la playa de La Ribera


Cartel de 'completo' en la playa del Pescador de Santiago de la Ribera en la noche de San Juan. No cabía ni un alfiler en la arena y en el paseo; los chiringuitos estaban a tope y las barras de los pubs no daban abasto a servir tanta copa y copichuela para un público sediento en todos los sentidos, de 'agua' y emociones.

También obtuvo un gran éxito la iniciativa de los propietarios de los pubs y restaurantes de San Javier que montaron una barra en la plaza del Ayuntamiento ofertando cerveza, tapa y café por el módico precio de dos euros. Fue tal la demanda que hubo que reponer las más de mil tapas preparadas a primera hora de la noche.

La cara 'b' del asunto fue la romería que se produjo en la madrugada a las urgencias del hospital Los Arcos. Además de intoxicaciones etílicas, más de uno y más de dos fue asistido de quemaduras en las piernas ya que con los vapores alcohólicos tuvieron la peregrina idea de saltar sobre las hogueras y así terminaron, haciendo oposiciones para convertirse en el nuevo San Lorenzo, patrón de las barbacoas.

En definitiva, una noche completa. Ahora, a reponer fuerzas.

3 comentarios:

Clares dijo...

Es una preciosa tradición la de la noche de San Juan, con todo su paganismo y su celebración del verano mágico. Donde más he disfrutado de ella ha sido en Ceuta, donde es tradición bañarse en las muy frías aguas del Estrecho, aunque sólo los más valientes se atreven. Ahora que esos tienen garantizado el amor para todo un año.

cabopá dijo...

Anoche toda la ciudad olía a hoguera..cuando yo era pequeña en la huerta se hacían fuegos en los carriles,allí iba a parar todo lo viejo, lo inservible y los crios disfrutabamos jugando al corro y cantando alrededor del fuego; los mas atrevidos la saltaban, pero entonces no corría el alcohol como pasa ahora...Sólo sudaban y tiznaban la ropa...Vaya me he puesto nostalgica..Mientras por mi ventana entraba el olor yo colgué en esta ventana virtual un relatillo sobre el mismo tema..Te invito a que lo leas..Besicos.

Cyd Charisse dijo...

Yo también recuerdo esas hogueras infantiles que los niños preparábamos con mucha ilusión en cualquier solar del pueblo y cierto, no bebíamos ni una gota de alcohol, qué pena que algunas cosas hayan degenerado.
Por supuesto que leeré tu relato. Después te lo comentaré. Un beso enorme.